Desarrollo Profesional entre Pares

Miércoles 06 de Julio, 2016

El Ministerio de Educación reconoce que la profesión docente se realiza y consolida colaborativamente. Para apoyar el desarrollo de comunidades docentes que aprenden y se desarrollan en su práctica colegiada, el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) articula dos líneas de apoyo docente con el objetivo de fortalecer el desarrollo entre pares y el trabajo en redes de maestros, de manera de incidir en el mejoramiento continuo de las prácticas de enseñanza.

Sistema Nacional de Inducción y Mentoría

La Ley 20.903 crea el Sistema Nacional de Inducción y Mentoría para acompañar, apoyar y facilitar la inserción profesional e integración en la comunidad educativa a educadoras y docentes que inician su ejercicio profesional. Este derecho lo pueden ejercer quienes se encuentren en su primer o segundo año de ejercicio y se desempeñen en establecimientos subvencionados (municipales o particulares subvencionados) adscritos al nuevo Sistema de Desarrollo Profesional Docentes.

A partir del año 2017, los establecimientos catalogados como de Alto Desempeño, de acuerdo al Sistema de Aseguramiento de la Calidad, podrán desarrollar sus propios procesos de inducción y mentoría, administrando los recursos que disponga el CPEIP para este proceso.

Asimismo, aquellos establecimientos educacionales de Desempeño Medio y que hayan fluctuado entre dicha categoría y la de Desempeño Alto durante los tres años anteriores a la solicitud, también podrán solicitar al CPEIP autorización para implementar sus propios planes de inducción .

Red Maestros de Maestros

Es una red de profesores y profesoras que tiene como propósito fortalecer a la docencia de aula. Quienes integran la red han acreditado la excelencia de sus capacidades disciplinarias y pedagógicas para luego ponerlas a disposición de las comunidades educativas, gracias a la gestión rectora del CPEIP, con el propósito de contribuir al desarrollo profesional del conjunto de los docentes de aula.
Con el acceso a esta red, creada en el año 2002 a partir del DFL N°1, profesores y profesoras acreditados con Asignación de Excelencia Pedagógica (AEP) constituyen una las comunidades de aprendizaje docente más grande del país, fundada para potenciar el desarrollo profesional basado en el aprendizaje entre docentes que realizan trabajo en aula y ejercen las mismas funciones dentro de las escuelas.

El programa Red Maestros de Maestros ofrece además oportunidades de desarrollo profesional, de participación en encuentros nacionales y proyectos de participación activa con sus pares docentes.El llamado a integrar esta red se realiza anualmente, dentro del segundo semestre de cada año.


  • Sistema Nacional de Inducción y Mentoría para Docentes Principiantes

  • Red Maestros de Maestros

  • Preguntas Frecuentes sobre Red Maestros de Maestros

  • Registro Público de Mentores 2017

Sistema Nacional de Inducción y Mentoría para Docentes Principiantes

La inducción es un proceso formativo que se incorpora como un derecho a partir de la publicación de la Ley 20.903. El proceso está diseñado para acompañar, apoyar y facilitar la inserción profesional, e integración en la comunidad educativa de profesores, profesoras y educadoras principiantes. A este proceso accederán voluntariamente quienes se encuentren en su primer o segundo año de ejercicio profesional y se desempeñen en establecimientos del sistema subvencionado adscritos al nuevo Sistema de Desarrollo Profesional Docente.

Esta labor tiene como propósitos:

  • Vincular la formación inicial con el desarrollo profesional y apoyar a los profesionales de la educación en la planificación de su trabajo.
  • Apoyar la vinculación del profesor principiante con el establecimiento, el sistema local de educación y otras comunidades docentes.
  • Reducir el tiempo de adaptación al ejercicio profesional docente.
  • Apoyar a los profesores principiantes en el desarrollo de sus habilidades profesionales para su mejor desempeño.

 

Requisitos para acceder a inducción

 

Docente principiante es aquel profesional de la educación, quien, contando con un título profesional de profesor, profesora, educador o educadora, no haya ejercido la función docente o la haya desempeñado en un lapso inferior a un año o dos años. Este derecho lo tendrán todos los docentes que ingresan al ejercicio profesional en un establecimiento educacional subvencionado de conformidad al Decreto Fuerza de Ley N°2, de 1998, del Ministerio de Educación, o regido por el Decreto Ley N° 3166, de 1980.

Este proceso de acompañamiento tendrá una duración de diez meses, las horas destinadas para este proceso serán distintas a las horas contratadas por el sostenedor, serán remuneradas por el Ministerio de Educación, por lo cual se trata de tiempo exclusivo para la preparación del docente. Por este motivo, podrán acceder a este proceso de inducción todos los docentes principiantes contratados por un máximo de 38 horas.

El docente principiante deberá firmar un convenio con el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, en adelante CPEIP, en el que se establecen, a lo menos, las siguientes obligaciones:

  • Dedicar un mínimo de cuatro y un máximo de seis horas semanales exclusivamente para el desarrollo de actividades propias del proceso de inducción (reuniones de reflexión pedagógicas con mentor, organización de acompañamiento al aula, trabajo personal u otros acordados en la planificación de mentoría).
  • Asistir a las actividades convocadas por el CPEIP que se encuentren directamente vinculadas con el proceso de inducción.
  • Realizar informes sobre el proceso de inducción y mentoría.

La inducción no tiene carácter habilitante, sino formativo, es decir, los resultados del proceso incidirán en la formación a la que podrá acceder el docente para mejorar su desempeño acorde a sus necesidades. El mecanismo principal de inducción es el de mentorías.

 

Mentorías

 

La mentoría es la estrategia principal que utilizará el Sistema Nacional de Inducción y Mentoría, de acuerdo a la ley 20.903. Esta consiste en el acompañamiento de un profesional de la educación calificado y formado en universidades acreditadas e instituciones públicas o privadas, sin fines de lucro, en convenio con el CPEIP, para facilitar la inserción al ejercicio profesional de docentes principiantes.

Se fomentará que los mentores se desempeñen en el mismo establecimiento que el docente principiante, o en el mismo contexto escolar. Además de impartir docencia en el mismo nivel de enseñanza y especialidad, o en su defecto del mismo nivel.

Durante el proceso de inducción, el propio mentor y el equipo directivo del establecimiento podrán observar si existen aspectos a fortalecer en el principiante, proponiendo formación continua que pueda disponer el Estado para abordar dichas dimensiones.

En aquellas zonas del territorio nacional en que no sea posible asignar docentes mentores, el CPEIP implementará programas y actividades especiales para apoyar la adecuada inmersión profesional de los docentes principiantes que lo soliciten.

 

FORMACIÓN DE MENTORES

 

Para que un docente cumpla el rol de mentor debe ser formado, y poseer ciertas características personales que tienen relación con conocer, regular y reflexionar acerca de su proceso de construcción del conocimiento, teniendo muy claro que este proceso se debe realizar tanto desde lo emocional como desde lo cognitivo, haciendo de este un uso estratégico y ajustándolo a las circunstancias específicas de las situaciones o problemáticas que se le presentan.

El profesional de la educación que quisiera optar a ser mentor deberá contar con una formación idónea para conducir el proceso de inducción al inicio del ejercicio profesional de los docentes principiantes y para la formación para el desarrollo profesional que fomenta el trabajo colaborativo y la retroalimentación pedagógica

Esta formación se realiza a través de Universidades acreditadas, e instituciones públicas o privadas sin fines de lucro en convenio con el CPEIP. El Ministerio de Educación, a través del CPEIP, becará a todos aquellos profesionales que cumplan con los requisitos para postular a algún curso de formación de mentores.

Para acceder a los cursos de formación de mentores, el profesional de la educación deberá cumplir con los siguientes requisitos:

  • Encontrarse reconocido a lo menos en el tramo profesional avanzado del desarrollo profesional docente.
  • Ser docente de aula.

El docente mentor deberá suscribir un contrato con el Ministerio de Educación y diseñar, ejecutar y evaluar un plan de mentoría, que deberá considerar, a lo menos, la planificación de las actividades de aula del respectivo docente principiante y visitas periódicas del docente mentor a ellas; la realización de reuniones periódicas entre el docente mentor y el docente principiante a su cargo, en las cuales se analicen y evalúen las actividades del plan; la evaluación de la aplicación de los dominios de los estándares de desempeño profesional, bases curriculares y el Marco de la Buena Enseñanza, la asistencia a actividades que desarrolle el CPEIP para los procesos de inducción y realizar informes sobre el proceso de inducción y mentoría.

En este proceso el mentor podrá acompañar a un máximo de tres docentes principiantes, destinar un mínimo de 4 a 6 horas por docente novel, ser docente de aula a lo menos 20 horas pedagógicas, percibiendo por esto honorarios por cada docente principiante que acompañen y apoyen por el tiempo que dure el proceso de inducción y mentoría.